622.45.96.26
                                                                         622.45.96.26                                 

HÍGADO, ¡¡ EL GRAN DESCONOCIDO!!

El hígado es un gran e increíble órgano, del que nos olvidamos normalmente y desconocemos bastante. Por ello me dispongo a explicar algunas cosas de él, sobre todo sus funciones, que son un montón y a cual más importante.

El hígado es el órgano individual más grande del adulto, y se sitúa, casi en su totalidad, en la parte superior  derecha del abdomen, ya que parte de la porción izquierda del hígado pasa al lado izquierdo del abdomen.

Por su gran voluminosidad tiene relación con gran parte de los órganos que tiene alrededor. Así tiene relación con la pleura de los pulmones, el corazón, el diafragma, estómago y páncreas, riñón derecho y glándula suprarrenal, esófago abdominal, vía y vesícula biliar, duodeno, colon transverso, ángulo cólico derecho y vena cava inferior. Esto conlleva que si el hígado sufre, se lesiona o padece alguna enfermedad es probable que alguna o varias de estas estructuras adyacentes se vean afectadas si la lesión del hígado se alarga en el tiempo. Por lo que ya tenemos un primer motivo para mantener el hígado sano.

El hígado tiene múltiples y variadas funciones, entre las que destacan:

Una de las principales es que es el principal órgano de filtrado del organismo, es decir, toda la sangre que tenemos pasa por el hígado para ser depurada a través de las células Kupffer que se encargan de fagocitar (destruir o digerir) las sustancias nocivas e innecesarias para el cuerpo (virus, bacterias, parásitos o macromoléculas). Estas células participan en la inmunidad, por lo que el hígado también forma parte del sistema inmunológico.

Otra de las principales e importantes es su función metabólica. Metaboliza los hidratos de carbono, proteínas y lípidos (grasas), proporcionándonos energía y nutrientes. Forma sustancias que intervienen en la coagulación de la sangre. Y se encarga de eliminar fármacos y hormonas que ya han realizado su función y que si se acumulan en el cuerpo pueden ser tóxicas.

Tiene la función de almacenamiento, ya que es capaz de almacenar el 10% del volumen total de la sangre del organismo para liberarla en caso de ser necesario. Además almacena vitaminas A, D, B12 y hierro.

Es el encargado de formar la bilis, que facilita la digestión  de las grasas en el intestino y también tiene función inmunológica ya que, la bilis, permite el transporte de la inmunoglobulina A (anticuerpo) a la mucosa intestinal.  

Es creador de urea para suprimir el amoniaco de los líquidos corporales que es creado por bacterias.

Convierte el ácido láctico de residuo toxico a un potente combustible, el glucógeno.

Y tiene una función hormonal importante sobre todo en la mujer, ya que el metabolismo de los estrógenos comienza en él.

Las causas que hacen enfermar al hígado pueden proceder del propio hígado, como son; las intoxicaciones medicamentosas, nutricionales o alcoholismo, infecciones como la hepatitis viral, hipertensión portal por trombosis, cirrosis, hepatomegalia, tumores primarios o secundarios. Pero también pueden proceder de factores externos al hígado, como; cicatrices a su alrededor, alteraciones respiratorias, hipotonías y fibrosis diafragmáticas.

Todo esto a nivel físico, pero no hay que olvidar que las emociones también tienen su repercusión en nuestro cuerpo. Por lo que una persona que en su vida esté viviendo situaciones que le sobrepasan, le sobrecargan, se exige demasiado, se siente frustrado… le puede generar emociones de ira, odio y/o resentimiento, las cuales pueden afectar al hígado trabando su buen funcionamiento.

Si el hígado está “sucio” o sufre cualquier patología, algunas de las funciones antes mencionadas se verán afectas, por lo que el cuerpo en general empezará a dar signos y síntomas, más o menos graves. Otro motivo para mantener el hígado limpio y sano.

Algunos de estos signos son;

-dolor de hombro derecho.

-dolores del lado derecho de la cabeza centrándose sobre todo en la parte frontal.

-Ictericia en la piel y mucosas (color amarillento).

-Sensación de plenitud.

-Orina oscura y/o heces blancas.

-Ascitis (acumulación de líquido en el abdomen, en el espacio que existe entre el peritoneo visceral y parietal).   

-Náuseas y/o vómitos.

-Signos neurológicos como; confusión  mental, trastornos del sueño, síndrome bilateral del túnel carpiano.

La fisioterapia y la osteopatía pueden tratar estos signos y síntomas con las técnicas adecuadas, ayudando al paciente a encontrarse mejor y  a descongestionar su hígado. Le  puede ofrecer información sobre la alimentación, ya que hay muchos alimentos que pueden ayudar a depurar el hígado y así eliminar la causa y los síntomas más rápidamente. Y le puede orientar, en los casos más graves, a acudir al médico adecuado para un diagnóstico y exploración médica a través de las pruebas necesarias.

¡¡¡Consúltenos si tiene algun tipo de duda!!!


Nerea Alonso

622 45  96 26

Fisioterapia y Osteopatía Mislata, Valencia.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© Fisioterapia y Osteopatia