Buscar
  • clinicanereaalonso

LATIGAZO CERVICAL O WHIPLASH


El síndrome de latigazo cervical o whiplash es una patología común en nuestros días debido al alto índice de accidentes de tráfico que existen en la actualidad.

El latigazo cervical es el resultado de un impacto o traumatismo en la columna cervical, la cual sufre un proceso de aceleración-desaceleración que provoca un movimiento de hiperextensión seguido de una hiperflexión de cuello.

Existen 5 grados de latigazo cervical, siendo el grado cero el más leve y el grado IV el más grave, siendo necesaria la intervención quirúrgica.

Los síntomas más frecuentes que pueden aparecer en una persona que haya sufrido latigazo cervical son:

- Contracturas y puntos gatillos activos de la musculatura como el ECOM, escalenos, trapecios, angular de la escápula, suboccipitales, etc...

- Afectación del nervio vago.

- Fijaciones vertebrales y del occipital, lo que conlleva disminución del rango de movilidad.

- Rectificación cervical, cervicalgia.

- Disfagia (dificultad para tragar) y afonía.

- Problemas en articulación temporomandibular.

- Aplastamientos discales, compresión raíces nerviosas, pudiendo provocar disminución de sensibilidad (hormigueo en manos) y pérdida de fuerza en miembros superiores.

- Mareos y cefaleas.


Después de pasar por el médico y descartar con las pruebas oportunas que no es un latigazo cervical de grado IV, es importante consultar con tu fisioterapeuta y osteópata para comenzar un plan de tratamiento adaptado a tu situación. Estos tratamientos tienen resultados muy positivos, notando una gran mejoría en los síntomas desde la primera sesión y una disminución del dolor progresiva que favorece la reducción de ingesta de medicamentos.


Nuestro tratamiento está orientado a conseguir la disminución del dolor hasta su desaparición, devolver la movilidad a la zona cervical fijada, elastificar y normalizar el tono de la musculatura que se haya visto afectada... En definitiva, normalizar el movimiento y función de la columna cervical para que los síntomas desaparezcan desde su causa y realizar una serie de ejercicios de tonificación para prevenir posibles sobrecargas futuras de la zona.

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo